La Renovada Comuna 13

January 14, 2019

El 2018 fue un año para cumplir sueños, entre ellos, conocer la magia de Colombia que tanto admiraba en las redes sociales. ¡Viajé a tierra paisa! Visité lugares históricos y museos que me abastecieron de conocimiento, probé comida deliciosa que sirvió como combustible para recorrer las calles de la Medellín real y no de novelas 'Netflixianas'. De todos los lugares que conocí, hubo uno que realmente me marcó. Con el título, les di la pista. 

 

El tema aquí, es que el título “La Comuna 13”, apenas es la coraza de lo que en realidad debemos saber sobre esta zona de Medellín. Para sumergirnos en su cultura, mi amigo, Juan Camilo, contactó a Casa Kolacho, un colectivo de jóvenes que promueve una cultura de paz a través de diferentes expresiones de arte; entre ellas, el graffiti, el baile y la música. El Graffitour forma parte de sus acciones para contarle al mundo su historia. Lo que escribí en este espacio, es parte de la información que nos brindaron en el tour. 

 

 Mis compañeras de viaje y el súper anfitrión.

 

Los muros de ladrillo y los paredones gigantes se convirtieron en el lienzo de artistas, locales y extranjeros, donde pintan la historia de un libro que trata sobre la superación y resiliencia de una comunidad que pasó tiempos tan oscuros como las profundidades del océano. Lo interesante es que a medida vas subiendo por sus calles estrechas y empinadas, observás más vida, sabor y color, semejante a un paseo por arrecifes coralinos, muy cerca de la superficie, y ya distante a esa profundidad incierta. Detrás de cada obra de arte hay un trasfondo, historias de la vida real.

 

Para mi sorpresa, el conflicto entre grupos armados y el Gobierno fue el mayor causante de la inseguridad que se vivió en la zona; y no solamente el narcotráfico, como yo asumía. No quiero adentrarme en las aguas de los grupos armados, porque es un tema que no he terminado de comprender, pero definitivamente, por décadas ha sido parte estructural en la problemática colombiana, y tienen un papel preliminar en la historia de la Comuna 13.  Decidieron apropiarse de ella por su posición estratégica, ya que está localizada en las faldas de las montañas que rodean a Medellín, y sobretodo porque les brindaba accesibilidad desde diferentes puntos, además de una vista periférica de la ciudad. Era perfecta para que realizaran sus despliegues y reclutamientos.

 

Decenas de operaciones militares se dieron lugar al principio del milenio con el objetivo de expulsar a los criminales de la zona; cobrando la vida de muchos de ellos y, colateralmente, también la vida de civiles que eran ajenos al conflicto. Con el tiempo, la tormenta de balas no solamente trajo dolor, sino también la redención de una comunidad que decidió pasar de palabras a acciones. 

 

El empoderamiento comunitario ha sido vital para la transformación de la comuna. Con acciones positivas y conceptos profundos e innovadores, han logrado contagiar y animar a los demás a sumarse a la causa. Durante el recorrido, me impactó mucho la historia de Sergio. Un niño que salió a la calle a jugar con sus amiguitos y murió a causa de una bala perdida. En su honor, la comunidad decidió instalar unos deslizadores naranjas que exaltaran la felicidad que traen pequeños detalles, en vez de una placa con su nombre que solo recordara la muerte.

 

 Vivi la vive en los deslizadores que conmemoran la vida de Sergio.

 

Hace 20 años quizás tildaban de loco al que imaginara que la Comuna 13 fuera una parada obligatoria en el turismo de la ciudad. Y quizás era aún más loco pensar que esos jóvenes que estuvieron en peligro de extinción (así nos dijo el guía, ya que los jóvenes eran objetivo para reclutamiento), estarían tan empoderados en temas de convivencia, y con un pensamiento crítico tan desarrollado.

 

El tour terminó y era momento de volver a la estación del metro “San Javier”, había más de Medellín por conocer en aquel sábado con clima indeciso. Como turistas, obviamente sé que estamos alejados de la realidad de la vida cotidiana en la comuna, pero es innegable que al visitarla, somos testigos de su transformación, la cual lleva como estandarte que la felicidad y el cambio no son una utopía; que una actitud parsimoniosa no te ayudará a construir el camino hacia tu destino añorado.

 

La Comuna 13 me dejó claro que como agentes de cambio debemos generar ideas, crear conexiones, conocer a nuestros vecinos y sobre todo, debemos investigar nuestras raíces… porque no hay mayor freno para unas intenciones de mejorar, que vivir cometiendo los errores del pasado.

 

Y en su caso, si todo lo ocurrido llegara a disolverse en la memoria de su gente, los muros les recuerdan a gritos que el pasado es un retorno prohibido.

 

Para más información sobre Casa Kolacho, dale clic aquí.

 

 

¡Les comparto más fotografías!

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

July 4, 2020

May 10, 2020

March 24, 2020

September 27, 2019

September 27, 2019

Please reload

© 2020 Vivi La Vive.