La Dulce Revancha


#THROWBACK A LA FINAL DE LA CHAMPIONS. 

La final de la Champions League. Un día muy esperado para los que amamos el fútbol, especialmente porque este era un duelo de ingleses. Ambos equipos llegaron dándole vuelta a la historia de las semis, demostrando que los primeros 90 minutos de la serie pueden llegar a tener poco valor, sino estás lo suficientemente enchufado para amarrar el juego a tu favor. Se ganaron a pulso su lugar en Madrid. Primero lo primero. Alisson Becker nos sorprendió a todos, fue un bastión del triunfo del Liverpool, se convirtió en un muro inpenetrable. En los pocos minutos que explotó la ofensiva de los Spurs, el brasileño los mantuvo a raya. Seguridad, concentración, enfoque, y buena lectura de las jugadas. Como diría Alejandro Sanz, fue un antónimo de gol. Y no es que sus compañeros fueran sinónimos del mismo. El 2-0 puede resultar engañoso, no fue un partido bravo o peleado, ¡ni siquiera hubo amarillas! El nivel de intensidad fue bajo, a pesar del desafortunado penal tempranero, que obligaba a los Spurs a volcarse rumbo al gol. Los ires y venires aparecieron en la recta final del partido, y el Liverpool supo concretar la oportunidad para sentenciarlo. Esta vez no se les iba a escapar. Klopp, Mo Salah y su banda ansiaban tomar esta revancha por las orejas ( if you know what I mean 🏆). Ella fue su premio a la continuidad y a la visión privilegiada del técnico alemán, quien siempre estuvo apegado a sus instintos y su filosofía. Para Pochettino apenas es el comienzo, seguro tendrá su boleto dorado en otro momento. Es un mérito inmenso haber llevado a los Spurs, por primera vez, al partido más importante de Europa. El Metropolitano estrenó su vestido de gala, recibió a los más fieles feligreses, a esos que se dejan la garganta en las buenas y malas, y que no se enfocan en las derrotas y esas pequeñeces. Verles en su tribuna era un poema. Su pasión no la alimenta un trofeo o medalla. Eso lo sabemos con creces, hace décadas que no ganan la Premier y han estado distantes de la orejona y de su gloria europea tan histórica. A pesar de eso, ellos seguieron ahí. Año tras año, en Anfield o en donde fuera. En España, dicen que la tradición es celebrar con tapas y copas. Los Reds lo hicieron merecidamente, y ahora podrán gritar por todo lo alto, ¡que son seis veces campeones de Europa! #YNWA #ViviLaVive ¿A ustedes qué les pareció el partido? 👩🏼‍💻⚽️ 


© 2020 Vivi La Vive.