• Vivian Pavón

A mi mamá

Updated: 3 days ago


Andre y mi mami. Santa Cruz de Yojoa, agosto 2019.

“Mi mamá me mima”, una frase que aprendemos a decir muy temprano en la escuela, justo cuando estamos comenzando a leer. Nuestros pininos en la educación van ligados a ellas. Con el paso del tiempo, y con mucha práctica, vamos leyendo nuevas frases y pronunciando nuevas palabras.


Pero volviendo al inicio, y reflexionando sobre la famosa frase, me doy cuenta que son mucho más que un grupo de letras juntas. Hoy, en Día de la Madre, pretendo que esta publicación en el blog se convierta en una manera de devolverle a mi mamá todos sus mimos. Y de hecho, es la primera vez que escribo algo para ella. No habrá envoltura o chongos este año, pero espero que le guste. Me aprovecho que no se me da muy bien expresarme verbalmente, pero sí en texto.



Hace casi 7 meses estoy fuera de casa. Hablo con mi mamá a diario, cuando ella aún está medio dormida y yo estoy ya a mitad de día. Siempre empieza la conversación con una pregunta. “Vivi, ¿estás bien?”, y yo le respondo “Sí, Delmita, todo bien”.


No le agrada mucho que la llame por su nombre. En realidad lo hago solo por molestar, porque me causa mucha risa como siempre expone el mismo argumento.


“Es que a las mamás se les llama mamá, no por su nombre. ¿Quién te trajo al mundo, ah?”


"Usted, Delmita". No pierdo chance de atizar el fuego. :P


El día de mi viaje, me levanté a desayunar y mi mami me había preparado dos baleadas, que por cierto estaban deliciosas. Me sacó jugo de naranja, y me preguntó varias veces si no estaba dejando nada. Cerciorándose, porque siempre de los siempres dejo algo botado. A los minutos, sonó el timbre. Era mi abuela que había viajado dos horas desde su casa para irme a dejar al aeropuerto. Ustedes saben, en Honduras todo "tu pueblo" va a despedirte al aeropuerto. Cosa bella.

Cuando se acercaba el momento para que yo cruzara migración, mi mamá empezó a llorar. Pero era un llanto chistoso, porque se reía, y todos nos reíamos viéndola. Siguió llorando. Y yo también un poco. Pero riéndome.


"Mamiiii, ¡ya ombeee! Solo es un año".


Fue un momento súper divertido, pero con los sentimientos a flor de piel. Se estaba quedando sola, y los días anteriores a mi viaje habían sido muy duros. Un accidente, que por milagro no pasó a mayores, había sacudido a la familia. Nos hizo poner muchas cosas en perspectiva y reencontrarnos con miedos que llevaban guardados 20 años, cuando algo similar pero más desafortunado había ocurrido.


Es una lástima que a veces tengamos que llegar a sentir miedo, para poder sentirnos agradecidos. O al menos, así fue en mi caso. Hasta que no sentí ese miedo terrible, daba por hecho el tener a mis seres queridos siempre conmigo. El miedo me tuvo paralizada por varios días, literalmente tirada en mi cama viendo Betty La Fea. Para mi sorpresa, con mi mamá no pudo. Ella era algo así como una locomotora. No digo que no estuviera atemorizada o preocupada, pero su reacción fue siempre yendo al frente. Moviéndose, motivada por una serenidad que, de verdad, no sé de dónde la sacó.


Y ahora, todo este tiempo después, la verdad es que entiendo mucho más todo. Ella siempre ha sido así. Es su esencia. A pesar de los baches - porque ha tenido unos cuantos- siempre trata de ir al frente. Y lo logra. Con su cocina, con su gente, con sus ideas para apagar fuegos, y con su tenacidad.


Recuerdo las palabras de una amiga, madre de 3, que estaba al tanto de la situación y me repetía constantemente "Vivi, en serio siéntase agradecida por la mamá que tiene. Es admirable."


De verdad que lo estoy. Aunque la mayor parte del tiempo tengamos ideas diferentes, y discrepemos, sé que me parezco a ella en muchas cosas, porque me lo repiten a menudo. Yo también sé que mi mamá me mimará hasta que ella esté conmigo, o yo con ella. Y lo hará sencillamente porque es el instinto de madre, y porque ella replicará el ejemplo que tiene. Mamadelmy, mi abuela, lo sigue haciendo a sus 81 años y no creo que se detenga.


Feliz día de la madre, Delmita. La extraño y quisiera estar con usted ahora mismo. Gracias por todo lo que hace por Andre y por mí. 💗


VQV


Mi "pueblo" en la despedida del aeropuerto.


PD: Mi mamá siempre me reclama porque no puede ver lo que escribo, ya que siempre publico en Facebook, y ella casi no lo usa. A veces olvido mandarle el enlace. Oops!

© 2020 Vivi La Vive.